fbpx

El podcast para crear comunidad

En el último tiempo la producción de Podcast se aceleró notablemente. Medios de comunicación, centros de investigación, editoriales, centros culturales e incluso bibliotecas comenzaron a pensar en nuevas formas de llegar a sus audiencias con este tipo de producciones. 

Pero, empecemos por el principio: ¿Qué es un podcast? 

Podemos pensar un podcast como piezas sonoras disponibles en Internet. 

¿Todas son podcast? Probablemente sí, sobre todo aquellos que están disponibles en plataformas dedicadas a la distribución de este tipo de materiales. Entonces todo aquello tan variado es parte del mismo universo. Podemos escuchar podcast basados en formatos muy distintos, con ritmos para audiencias muy diversas y hasta de estilos claramente opuestos. Están quienes parten de un programa de radio y luego lo convierten en un podcast, y quienes hacen un podcast y luego, además de “colgarlo” lo transmiten en alguna radio. Las temáticas son tan amplias como temas de conversación existen. 

¿Cuáles son sus características?

  • Se centran en contenidos atemporales, porque estarán disponibles en internet para ser escuchados en cualquier momento
  • Tienen una duración siempre menor a una hora y se construyen en base a saberes específicos. 
  • A diferencia de otros productos comunicacionales, no apuntan a la masividad, sino a llegar al público interesado en una temática en particular que va a ir a buscar esa información. 

¿Cómo la biblioteca puede aprovecharlos?

Las bibliotecas pueden utilizarlos para fomentar la comunicación y habilitar una vía más de difusión de contenido con su comunidad. 

Con creatividad se pueden utilizar los diferentes elementos del lenguaje radiofónico: la palabra, la música, los efectos de sonido y el silencio, para construir un relato que reflexione, comparta, inspire o desarrolle contenidos que puedan crear, o fortalecer a tu comunidad. 

El podcast es una herramienta que las bibliotecas no pueden ignorar. El desafío es conocer los mejores formatos para grabar, editar y publicar lo que queremos compartir. 

Podemos pensarlos como producciones seriadas, se producen temporadas con una cantidad de episodios, y esto nos abre también la puerta a pensar que cada biblioteca puede tener distintos podcast dedicados a diferentes tipos de contenidos. Entonces, podría pensarse diferentes colecciones de podcast: una para literatura infantil y juvenil; otra sobre reseñas de los libros que ingresaron a la biblioteca; otra sobre formación en algunos aspectos como por ejemplo búsqueda de información o uso de determinadas herramientas de bibliotecas; otra con entrevistas a autores y autoras de libros y mucho más.

Así, pensando en los diferentes tipos de contenidos y de colecciones que podemos producir podemos dividir las funciones de los podcast para biblioteca en 7: 

  1. La función comunicativa y divulgativa acerca de las novedades en la biblioteca: sobre sus actividades, colecciones, novedades bibliográficas y otras informaciones de interés para los usuarios.
  2. La función de audioguía o audiotour por las instalaciones de la biblioteca como una guía para usuarios. Estos pueden además publicar sus propias propuestas de paseos sonoros por las instalaciones.
  3. La función cultural: recomendaciones de libros, revistas, entrevistas con autores, editores, reseñas… que van más allá de la gestión bibliotecaria.
  4. La función formativa: Cualquier material sobre la que la biblioteca forme u oriente a sus usuarios en el uso de tecnologías, fuentes de información, etc. puede reproducirse o elaborarse en formato radiofónico.
  5. La función comunitaria: se puede difundir la voz de los usuarios y la comunidad en la que se inserta la biblioteca incentivando su participación. Por ejemplo, a través del uso del teléfono móvil o barras de voz se puede permitir a los usuarios crear registros de sonido e imagen sobre sus experiencias con la biblioteca, los libros, etc. y publicarlos inmediatamente en la Web.
  6. La función profesional: se trata de informar sobre noticias de la profesión, bibliotecas y servicios de información, transmitir conferencias, etc.
  7. La función de marketing: La difusión sonora ofrece visibilidad además de una imagen de modernidad.

¿Qué necesito para hacer un podcast?

Es más fácil hacer un podcast que pronunciar la palabra “podcast” de forma espontánea. 

Hay que pensar su creación como un proyecto. Lo importante entonces, como en cualquier proyecto es pensar misión, objetivos, temas, público. Tener en claro cuál es el objetivo de compartir ese tipo de material y a qué público está dirigido te va a permitir enfocarte en el tema que vas a desarrollar. 

Una vez desarrollada la propuesta, es momento de ponerle la voz (o invitar a alguien a que lo haga) y saber que al hablar al micrófono (también puede ser grabador, teléfono, computadora o aquello que tengamos a disposición para grabar), estamos hablándole a nuestra comunidad. 

En la edición se seleccionan las mejores tomas y se agrega la música, los efectos de sonido, y las piezas sonoras que identifican al podcast. 

Para terminar es necesario que nuestro público tenga acceso al podcast y lo pueda escuchar. Para eso tendremos que elegir en donde compartirlos: en el sitio web de la biblioteca o de la institución mayor o en las plataformas de distribución de podcast o en ambas. Y por último, SIEMPRE combinarlo con una estrategia comunicacional en redes sociales. 

Si estás pensando estrategias para seguir acercando contenidos a tus usuarios no dudes en probar con un podcast. 

 

Materiales de interés

Invitación al curso

La semana próxima empezamos en Aprender 3c el curso “Contenidos para llevar y escuchar. El podcast como herramienta para bibliotecas”. El mismo, ampliará muchos de los conceptos enumerados y descritos en este post. ¡Lxs esperamos!

Podcast para bibliotecas

Flavia Medici, Ana Masiello y Carolina De Volder
Aprender 3c

Deja un comentario

Menú
A %d blogueros les gusta esto: